Viesgo invertirá en Lugo 71,4 millones de euros hasta 2021

21 junio, 2018

Mejor valor histórico en el índice de calidad de suministro de Begasa, que se ha reducido a 46 minutos,

Récord en la seguridad de sus trabajadores, con cerca de 4 años sin accidentes laborales

La compañía ha invertido 21 millones de euros en Galicia en 2017

Esta mañana se ha celebrado en Lugo la Junta General de Accionistas de Begasa, empresa participada en un 99,89% por Viesgo, en la que se aprobó el informe de resultados correspondiente a 2017, según el cual Begasa obtuvo un beneficio neto de 23 millones de euros en dicho ejercicio gracias a los planes de eficiencia desarrollados por la compañía.

Además, se presentaron otros indicadores de la situación de la empresa, centrándose de forma especial en las principales inversiones realizadas, los proyectos futuros, la calidad de suministro y de servicio, la apuesta por la innovación y los índices de seguridad y salud en el trabajo.

Importante esfuerzo inversor, que conlleva mejora del suministro y el servicio

Según ha señalado Miguel Antoñanzas, presidente de Begasa y de su empresa matriz Viesgo, “hemos realizado un constante esfuerzo inversor para mejorar el suministro eléctrico en la zona, destinando a este objetivo más de 184 millones de euros en los últimos diez años. En concreto, en 2017 la compañía destinó 21 millones de euros al desarrollo y mantenimiento de su red de alta, media y baja tensión, así como a proyectos de IT e innovación”.

Respecto a la mejora de las infraestructuras, en los últimos 20 años se han duplicado las subestaciones de 132 kV que suministran energía eléctrica a los clientes de Begasa, pasando de tener 5 subestaciones de 132/20 kV a 11subestaciones. Se ha realizado una profunda transformación de la red de distribución de energía eléctrica en la zona con el objetivo de incrementar su solidez.

Esto ha redundado en una mejora continua de la calidad de suministro, cuyos índices han sido extraordinarios en 2017. De esta forma, el pasado año se ha conseguido en Begasa un tiempo récord de TIEPI (tiempo de interrupción del suministro eléctrico), con un dato de 46 minutos, que supone una mejora del 40% respecto al dato del año 2016. Además, el 65% de la potencia interrumpida en incidentes imprevistos se recupera mediante telemando en muy corto plazo. En concreto, el 65% de las averías se soluciona en un tiempo menor de 3 minutos, ya que se detectan de forma rápida y se da servicio por líneas alternativas.

Esta mejora del suministro y el esfuerzo por ofrecer a los clientes el servicio más cercano, ágil y adaptado a sus necesidades han conllevado que en 2016 las reclamaciones se hayan reducido en Begasa más de la mitad respecto al año 2013 y un 12% respecto al año 2016. Además, los clientes se muestran cada año más satisfechos con los distintos canales de atención de la compañía, que incluyen todas las gestiones realizadas.

Inversiones previstas

La compañía sigue invirtiendo en la mejora de suministro eléctrico y el servicio que presta en Galicia a través de su red de 10.000 kilómetros. Así, para el periodo 2018-2021, el plan industrial de Begasa en la comunidad autónoma prevé una inversión de 71,4 millones de euros dirigidos a brindar un servicio todavía mejor a sus más de 170.000 puntos de suministro.

De entre los proyectos nuevos o ya en curso que Begasa prevé desplegar en 2018 en Galicia, cabe destacar el proyecto de la subestación de Barreiros y la renovación del control de la subestación de Magazos, así como la construcción de 6 km de las líneas de media tensión de Ribadeo y de 14,5 km de la línea de 132 kV Ludrio-Meira.

Apuesta por la innovación

Begasa y Viesgo apuestan continuamente por la mejora tecnológica y la automatización de sus instalaciones. Ya fueron pioneros en la instalación de contadores inteligentes, que comenzó en mayo 2005 con un proyecto piloto en Galicia y cuyo plan de sustitución de contadores ya se ha completado al cien por cien en Galicia.

Begasa ya facilitó información sobre su curva de carga a los clientes en enero de 2015, aunque la obligación regulatoria era para julio de ese mismo año. El 31 de diciembre de 2017, el 98,5% de los clientes de Begasa ya disponía de curva de carga horaria real, que permite tener una facturación ajustada a su consumo horario real. Además de la mayor transparencia que conlleva contar con información sobre la curva de carga horaria real, muchas operaciones se pueden realizar en la red de forma remota, por lo que conllevan menos tiempo y molestias, y es más sencillo identificar las averías en las instalaciones del cliente.

Por otro lado, Begasa también es líder en desarrollo tecnológico para la integración de energías renovables.

Líderes en materia de seguridad y salud

Viesgo y su filial Begasa dan una gran importancia a la seguridad en el trabajo y la empresa sitúa la seguridad y la salud siempre en el centro de todo lo que se dice y se hace. Por ello, es parte primordial de la estrategia y de las actividades de la compañía y constituye un pilar fundamental de todas las Áreas de la empresa.

Miguel Antoñanzas ha mostrado su satisfacción, pues no ha habido ningún accidente laboral en Begasa durante los últimos cuatro años, una cifra récord en la seguridad de sus trabajadores. Estos registros son fruto de una serie de herramientas de mejora y medidas preventivas, como la formación a la plantilla en materia de seguridad, el impulso a los planes de prevención y campañas de comunicación interna, la transparencia o la puesta en marcha de mecanismos de seguimiento e inspección.

Responsabilidad Social de Viesgo en Galicia

En 2017 Viesgo ha estado muy presente en Lugo con distintas acciones relacionadas con el deporte, como fue la carrera solidaria nocturna, en la que 1.600 corredores demostraron su solidaridad participando en la cuarta edición de esta prueba, gracias a la cual se recaudaron 4.350 euros para el Banco de Alimentos de Lugo.

Asimismo, la compañía ha mostrado su apoyo al circuito de carreras populares Corre con nos promovido por el ayuntamiento y también ha mantenido el programa Family Football Viesgo, que promueve hábitos de vida saludable y valores esenciales como la solidaridad y el compañerismo entre los más de 300 niños participantes procedentes de distintos municipios lucenses.