Viesgo coloca la primera piedra para la reforma de la subestación de Santa Cruz de Mieres

22 septiembre, 2020
  • El presidente de Viesgo señaló que la compañía está comprometida con la recuperación económica y que quieren trabajar con el Principado para aumentar significativamente los 70 millones de euros de inversión previstos hasta 2023

Esta mañana se ha llevado a cabo el acto institucional de colocación de la primera piedra de la subestación de Santa Cruz de Mieres. Un ceremonial que ha contado con la participación del consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica del Principado de Asturias, Enrique Fernández Rodríguez; la directora General de Energía, Minería y Reactivación, Belarmina Díaz Aguado; el alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez; y el presidente de Viesgo, Miguel Antoñanzas.

Viesgo invertirá en la reforma integral de esta subestación 14 millones de euros, con el objetivo de hacerla más eficiente aumentando la calidad y la seguridad del suministro a la comarca y disminuyendo su impacto ambiental y acústico. Esta reforma tiene prevista una duración aproximada de dos años y medio.

En el acto de colocación de la primera piedra, Antoñanzas ha señalado que «en Viesgo queremos trabajar con el Principado para aumentar significativamente los 70 millones de euros de inversión ya comprometidos para este año y los tres siguientes, hasta 2023».

El presidente de la eléctrica destacó que Viesgo está comprometida con avanzar en el proyecto europeo de transición digital y ecológica. «Debemos contribuir al Plan Europeo de Recuperación (Next Generation EU) para dotar a la Unión Europea de inversiones adecuadas que reactiven la recuperación y la resiliencia de Europa» señaló.

Antoñanzas indicó también que «las inversiones en redes de distribución eléctrica encajan perfectamente en este Plan, pues contribuyen de tres formas diferentes: facilitando la transición energética con la integración de las energías renovables e incluyendo el mayor protagonismo del consumidor, dotando de resiliencia al sistema eléctrico frente al impacto del cambio climático y contribuyendo al desafío demográfico al llevar las inversiones a todas las áreas geográficas, no sólo a los grandes centros industriales o de población».

Por su parte, el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica señaló que «estamos ante una intervención que aúna estética con funcionalidad y que además encaja directamente con los parámetros de acción establecidos por el Gobierno de Asturias en cuanto a objetivos energéticos que garanticen la estabilidad, seguridad y calidad del suministro en nuestra región».

El alcalde de Mieres dio las gracias al Principado de Asturias y al equipo de Viesgo y aprovechó para demandar «más agilidad en las Administraciones a la hora de sacar adelante proyectos e iniciativas».

Los asistentes al acto recorrieron la subestación, así como la central antigua, cuya demolición tendrá lugar durante las obras de reforma, siendo sustituida por un edificio mucho más pequeño y que contará con las últimas tecnologías, que minimizan el impacto acústico y visual.

En el marco del compromiso de Viesgo por preservar el patrimonio que forma parte de su historia, la reforma también contempla la rehabilitación de la edificación original de la Central Térmica, que alberga un turboalternador puesto en servicio hace un siglo y que constituye una pieza de patrimonio histórico-industrial de notable interés.

Esta inversión pone de relieve el compromiso de Viesgo con el Principado de Asturias y demuestra el papel protagonista que toma la compañía en relación con la apuesta por la innovación y la digitalización del sector, aspectos clave en la transición energética.

El proyecto de reforma cuenta con el apoyo de la asociación de vecinos de Santa Cruz de Mieres, que también asistieron al acto y que están satisfechos con los beneficios que aportará el proyecto a la zona.

Aspectos técnicos de la obra

Santa Cruz de Mieres es la principal subestación de Viesgo Distribución en la zona central de Asturias y donde su actividad es clave para asegurar la distribución en municipios como Aller, Mieres o Lena.

La subestación de Santa Cruz consta de 3 niveles de tensión: 132, 30 y 12 kV. La primera fase el proyecto incluye la reforma del actual parque de intemperie de 132 kV, sustituyéndolo por otro más moderno de tecnología GIS con aparamenta blindada y aislada, así como la instalación de tres nuevos transformadores 132/30 kV de 70 MVAs de potencia que minimizan el impacto sonoro.

En una segunda fase se modernizarán los parques de 30 y 12 kV con nuevas celdas blindadas también aisladas y adicionalmente se reordenarán los tendidos eléctricos aéreos que confluyen en la subestación mediante su soterramiento parcial. Un área que se verá beneficiada por la rehabilitación de los espacios restantes y su acondicionamiento como zonas verdes.