Desde el 2006, cada 20 de diciembre se celebra el Día Internacional de la Solidaridad Humana. Proclamado por las Naciones Unidas, esta jornada cobra especial importancia este año, donde la pandemia del covid-19 ha acrecentado las desigualdades y la crisis económica y social que ya afecta a millones de personas en todo el mundo.

Durante este día, se conmemora nuestra unidad en diversidad y se fomenta formas de promover la solidaridad para ayudar a las personas desfavorecidas que se encuentran en situaciones de exclusión, desigualdad o en riesgo de pobreza.

La solidaridad es un factor prioritario en cualquier estrategia empresarial. En Viesgo, nuestro valor de la Responsabilidad nos ha llevado a posicionarla en un lugar clave dentro de nuestra actividad para hacer del mundo un lugar más igualitario y sostenible. Con este objetivo, estamos llevando a cabo diferentes acciones con instituciones que están dando todo para ayudar a los más vulnerables.

El proyecto Diversia

Dentro de las acciones solidarias que Viesgo está realizando, se encuentra el apoyo y colaboración al Proyecto Diversia. Impulsado por la Asociación Amica, el Campus Diversia es un centro de referencia en inclusión social, empleo y educación medioambiental. Dentro del ámbito de la educación, ayuda a personas con discapacidad, enfermedades mentales y personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social a través de la formación sociolaboral, la custodia del territorio, el desarrollo rural y las actividades en el medio natural.

Nuestra colaboración y compromiso con las instituciones

Este año, el regalo de Navidad para los trabajadores de Viesgo ha sido totalmente solidario y gracias a diferentes instituciones. Amica, ha sido la encargada de preparar unas botellas de aceite ecológico y solidario elaborado con aceitunas recogidas de los olivos cultivos en el Campus Diversia por personas con discapacidad.

Junto a la botella de aceite, la Fundación Obra San Martín y Juan XXIII Roncalli, también han participado en este regalo lleno de solidaridad. Ambas instituciones se han encargado de realizar las bolsas y el embalaje de todos los regalos.

Así mismo, junto al regalo solidario de Navidad, seguimos apoyando y ayudando a otras instituciones que necesitan ahora más que nunca toda nuestra energía. Colaboramos con la Fundación Achalay y con los Bancos de Alimentos de Galicia, Asturias, Palencia y Cantabria entregándoles alimentos y juguetes, así como con el Ayuntamiento de Santander y con las peñas de la ciudad para adquirir alimentos y entregarlos cocinados a distintas organizaciones benéficas. Del mismo modo, hemos aportado a Cocina Económica de Santander un toldo para que las personas que recogen alimentos puedan guarecerse de las inclemencias del tiempo y también les hemos entregado turrones para las personas que recogen en el economato de esta asociación packs de alimentos.