Reducir, reutilizar y reciclar

Un modelo sostenible no se entiende sin el reciclaje. En Viesgo apostamos por ello, por ejemplo, reciclando los antiguos contadores de luz, además, por supuesto, de otros materiales más “típicos” como el papel o los envases. Este tipo de acciones son un “must” en nuestra compañía cuyo pilar estratégico es la sostenibilidad.  

Situación en España

Desde que se instalaran los primeros contenedores de reciclaje en España, el número de usuarios que reciclan no ha hecho más que crecer. Según datos recogidos por Eurostat (Oficina Europea de Estadística), los ciudadanos españoles somos los sextos en el ranking europeo en cuanto a reciclaje de envases, metales, briks, papel y cartón, y el primero en eficiencia por número de contenedores.

En 2018 en España se reciclaron casi un millón y medio de toneladas de envases, según Ecoembes, la gran mayoría en la vía pública, lo que demuestra que cada vez estamos más concienciados. Todo ello tiene también un trasfondo positivo en nuestra sociedad, ya que el reciclaje ha creado en España unos 9.400 puestos de trabajo.

La fórmula de las 3 R’s

Sin embargo, pese a estos buenos datos, en Viesgo vamos más allá y practicamos la fórmula de las 3R, que consiste en apostar por un mundo más eficiente y sostenible incluyendo los dos pasos previos al reciclaje, esto es; la reducción de consumo y la reutilización. Y es que reciclar, aunque sin duda se trata de una actividad que hay que seguir potenciando, no soluciona todos los problemas relacionados pues requiere un costoso proceso de recuperación y tratamiento. La clave, aunque complicada, está en comprar lo estrictamente necesario para evitar la generación constante de residuos. Hoy todo va de comprar, usar y tirar y es ahí donde debemos ser prácticos y sostenibles.

Toma nota de estos sencillos consejos:

  • Compra solo la ropa que necesites.
  • Usa tu propia taza en la oficina.
  • Utiliza botellas de vidrio o metal en el trabajo.
  • Lleva tu propia bolsa cuando vayas a hacer la compra.  

Responsabilidad

A la hora de Reutilizar entra en juego una 4 R, la Reparación. Evitar la cadena “comprar-tirar-comprar” es un aspecto clave y por ello debemos valorar la posibilidad de dar una segunda vida a nuestros objetos o arreglarlos en el caso de que los daños tengan solución. Si finalmente vas a tirar algo a la basura, recuerda hacerlo en el contenedor correspondiente o, en su defecto, en el punto limpio de tu localidad.

En Viesgo lo tenemos claro, la fórmula de las “3R” suma otra R más, la Responsabilidad.