¿Qué es una subestación eléctrica?

Aunque ahora lo expliquemos de forma más técnica, a grandes rasgos, una subestación eléctrica es una instalación cuyo objetivo es adecuar los niveles de tensión para que la energía llegue a nuestros hogares o negocios de forma que pueda ser consumida.

De modo más técnico, una subestación es una instalación formada por al menos un transformador, varios conductores, dispositivos de medida y control, y la aparamenta (conjunto de aparatos de maniobra, regulación y control utilizados en las instalaciones eléctricas). Todos estos elementos, se destinan a adecuar los niveles de tensión recibida de las centrales generadoras y red de transporte para transmitir o distribuir la energía a la red o centros de transformación donde se convierte en energía apta para el uso doméstico o industrial. 

Las subestaciones eléctricas garantizan la continuidad, calidad y eficiencia exigida al suministro de energía eléctrica, y se consideran fuentes de energía.

Tipos de subestaciones

Hay dos tipos de subestaciones, las que se encargan de elevar la tensión, y las que se encargan de reducirla. Las primeras están cerca de las centrales de generación. Según reciben la electricidad (media tensión) la elevan (alta tensión). El principal objetivo de estas subestaciones es facilitar el transporte de la electricidad. En las ciudades es habitual encontrarse con subestaciones cuya función es reducir la electricidad para que esta pueda ser distribuida a hogares y negocios.

Elementos de una subestación eléctrica

Una subestación está compuesta por múltiples elementos, el principal es el transformador de potencia, que tiene la capacidad de aumentar, reducir o mantener la energía eléctrica, transfiriéndola de un circuito a otro con una frecuencia constante. Según la necesidad de la subestación puede haber más de uno. Además, existen elementos de conexión y refuerzo, como las instalaciones auxiliares de baja tensión y de maniobra, como los seccionadores.

La seguridad laboral en las subestaciones

La seguridad es un valor intrínseco para Viesgo, por ello, en nuestras subestaciones disponemos de numerosos mecanismos de protección y seguridad, entre los que se encuentran interruptores automáticos, transformadores de seguridad, conductores y aisladores, pararrayos y distintos sistemas de extinción y evaluación. Por ello cada vez que realizamos las intervenciones de los programas de mantenimiento lo hacemos con permisos de trabajo específicos, haciendo especial hincapié en la seguridad.

Luis Ibáñez, especialista en Mantenimiento de subestaciones de Viesgo