¿Qué es la huella de carbono y cómo reducirla?

huella de carbono

La huella de carbono es un indicador ambiental que mide la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera, tanto de forma directa como indirecta. Este índice se puede aplicar a organizaciones, personas o productos.

El objetivo común es reducir esta huella de carbono, pues su aumento causa graves consecuencias para el medioambiente y afecta directamente al cambio climático. Este propósito se encuentra recogido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU y a los que casi doscientos países, incluido España, están suscritos. En este sentido, se trabaja a nivel global por la concienciación y la adopción de medidas y acciones que frenen la contaminación y el calentamiento global.

¿Cómo reducir la huella de carbono?

Al igual que las empresas tienen huella de carbono, cada uno de nosotros a título personal, también contribuimos a ella. Empresas, ciudadanos e instituciones pueden reducir las emisiones de gases contaminantes. En el ámbito cotidiano, muchas de nuestras acciones aumentan la huella de carbono. Estas son algunas recomendaciones para disminuirla:

  • Consumo responsable. Nuestra forma de consumir afecta a nuestro entorno y contribuye directamente al cambio climático. Un uso responsable de los productos que compramos ayuda a reducir las emisiones de efecto invernadero.
  • Movilidad eléctrica: Apostar por medios de transporte públicos u optar por aquellos vehículos que contaminan menos, como es el caso de los eléctricos, es beneficioso para el medioambiente.
  • Eficiencia energética. La cantidad de energía que consumimos afecta también al medioambiente. Apostar por una energía, limpia, eficiente y sostenible, así como promover un uso racional de ella, contribuye a disminuir emisiones perjudiciales para la atmosfera.
  • Reducir, reciclar y reutilizar. La “regla de las tres R” es un aspecto clave para reducir la huella de carbono. Evitar los productos de usar y tirar y elegir materiales más resistentes y reutilizables disminuye los residuos y ayuda a frenar el cambio climático.

Viesgo reduce en más de un 53% su huella de carbono

En Viesgo, tenemos una estrategia clara en el desarrollo sostenible. Nuestra actividad gira en torno a tres ejes principales: transición energética, resiliencia frente al cambio climático y reto demográfico.

La sostenibilidad y la innovación caracterizan a toda nuestra red de distribución. En esa línea, Viesgo logró reducir en un 53% la huella de carbono en este negocio. Además, impulsamos proyectos innovadores , como el proyecto piloto de almacenamiento de energía que se ha llevado a cabo en San Vicente del Monte. Este proyecto, pionero a nivel nacional, ha asegurado y mejorado sustancialmente la calidad del suministro.