¿Qué es el Paquete de Invierno de la UE?

El Paquete de Invierno también llamado paquete de Energía Limpia es un conjunto de normas que establecerán la política energética de los estados miembros de la Unión Europea hasta 2030.

Estas normas comenzaron su tramitación en noviembre de 2016 como propuestas de la Comisión Europea y después de largas negociaciones con el Consejo y el Parlamento Europeo (en lo que se conoce como los trílogos), han sido modificadas y revisadas hasta que el 14 de junio de 2019, cuando entraron formalmente en vigor.

Las normas son las siguientes:

  1. Directiva de rendimiento energético en edificios
  2. Directiva de Energías Renovables
  3. Directiva de Eficiencia Energética
  4. Reglamento de la gobernanza
  5. Directiva de electricidad
  6. Reglamento de electricidad
  7. Reglamento de preparación ante riesgos
  8. Reglamento para la Agencia de Cooperación de los Reguladores de la Energía (ACER)

El objetivo de la UE con las nuevas normas es aumentar la ambición de su política energética para asegurar el cumplimiento del Acuerdo de París de 2015, el compromiso de la comunidad internacional por limitar el aumento de la temperatura global a 2ºC (realizando esfuerzos porque no supere 1,5 ºC).

En línea con esta mayor ambición, el paquete de invierno ha incrementado los objetivos medioambientales de la UE para renovables y eficiencia (incluyendo la posibilidad de aumentarlos aún más en 2023) hasta fijar para 2030:

  • 32% de energías renovables en el consumo final (antes 27%)
  • 32,5% de eficiencia energética (antes 30%)

Además, se ha mantenido el objetivo de reducción de emisiones de 40% respecto a niveles de 1990, aunque la Comisión considera que con las nuevas políticas aprobadas se alcanzará una reducción del 45%.

España y la energía limpia y sostenible

En primer lugar, el reglamento de gobernanza del Paquete de Invierno requiere a los estados miembros elaborar un Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que cubra el periodo de 2021 a 2030 y una Estrategia a largo plazo, para una economía neutra en emisiones en 2050.

El borrador del PNIEC fue publicado por el Ministerio para la Transición Ecológica este 2019 y enviado a la Comisión, que deberá evaluar si la evolución del sistema energético propuesta por España permite a la UE cumplir con los objetivos mencionados antes. La Estrategia a 2050 está en proceso de elaboración por parte del Ministerio (ahora mismo en fase de consulta pública) y se espera que sea finalizada en 2019.

Además de la labor de planificación, las nuevas normas incluyen medidas concretas con cambios significativos en el sistema eléctrico, que se trasladarán a la regulación española (los reglamentos aplican directamente, las directivas han de trasponerse).

Esto incluye una revisión del diseño del mercado eléctrico para integrar una mayor proporción de fuentes renovables, incorporar nuevos agentes y hacerlo más flexible, entre otras.

Otro de los grandes objetivos de las nuevas normas es poner a los consumidores en el centro de la transición, dándoles más opciones y permitiendo que produzcan su propia energía.

En definitiva, el Paquete de Invierno o energía eléctrica limpia, debe ser la base sobre la que se construya la regulación que impulse la transición energética en los distintos países de la Unión Europea de forma que se cumplan sus objetivos medioambientales y sus compromisos en el Acuerdo de París.

Autor: Equipo de Regulación de Viesgo