¿Qué es el contador electrónico?

El contador telegestionado como pieza clave de la transición energética

El sector eléctrico está inmerso en un proceso de transición hacia un entorno más respetuoso con el medioambiente. Para hacer posible este cambio las redes eléctricas jugarán un papel esencial como nexo de unión entre una generación renovable altamente distribuida y los usuarios finales de la energía. Los clientes están asumiendo un papel activo en la generación de electricidad demandando la información útil para gestionar su demanda.

La transformación de las redes eléctricas en inteligentes, también llamadas Smart Grids se ha convertido en una realidad en el sector energético, el despliegue de contadores electrónicos es uno de los pilares para la digitalización de las redes. En España el 100% de los puntos de suministro cuentan con un contador electrónico instalado, instalación que se ha realizado de forma gradual y sin coste de instalación para el usuario final.

¿Cómo funciona un contador inteligente?

Su funcionamiento es muy sencillo, la empresa distribuidora instala el contador en el límite de propiedad entre la compañía distribuidora y el cliente final. El cliente puede optar por comprar el contador o un alquiler mensual regulado que incluye los costes de instalación y mantenimiento, en el mercado español, la inmensa mayoría de los clientes ha optado por tenerlo en alquiler. Una vez instalado, el contador electrónico registra la energía consumida o generada y envía esa información a través de la red eléctrica de baja tensión (sistema denominado PLC) sistema muy seguro de comunicaciones, fiable y de bajo coste.

La implantación masiva de los contadores inteligentes ha generado grandes ventajas para los clientes: 

  • Ahorros económicos contratando tarifas comerciales más flexibles
  • Reducción del consumo a partir de la información horaria de la energía consumida.
  • Reducción de tiempos en procesos de altas o reconexiones
  • Reducción de pérdidas del sistema
  • Mayor seguridad para las instalaciones
  • Mejor calidad de suministro. 

Los contadores inteligentes tienen capacidad de medición de la energía consumida y generada y son un elemento facilitador para el desarrollo del autoconsumo, permitiendo su instalación sin incrementar los costes asociados a la medida de energía. 

En definitiva, ya contamos con contadores electrónicos instalados en el 100% de los hogares españoles, están aportando ventajas inmediatas para los clientes y serán una pieza clave en el proceso de transición energética. Los primeros pasos de la transición energética están dados y en Viesgo nos sentimos especialmente orgullosos de liderar este cambio.

Autora: Gabriela Vázquez, Viesgo Distribución