Nueva tecnología de almacenamiento de energía

Con nuestro valor de la innovación siempre presente, hemos desarrollado un proyecto piloto de almacenamiento de energía que permitirá, en zonas con orografía compleja o lejanas a los núcleos urbanos, garantizar el suministro eléctrico de los habitantes.

Esta nueva tecnología se ha instalado en el municipio cántabro de San Vicente del Monte donde 200 habitantes han visto reforzada su infraestructura de red eléctrica con una solución tecnológica limpia, sostenible y respetuosa con el medioambiente.

Este piloto está conectado a la red de baja tensión (400 V) del centro de transformación San Vicente de Monte y sus características técnicas principales son 250 kVA de potencia y 232 kWh de energía. Esto significa que, para un consumo medio de 50 kWh en San Vicente del Monte durante el día, podemos garantizar el suministro a esta localidad durante aproximadamente 5 horas.

Gracias a este proyecto hemos conseguido eliminar el tiempo de corte de suministro en caso de avería. El sistema también está preparado para apoyar a la red convencional y evitar que sufra incidencias o averías ante un exceso de demanda energética.

Ante este exitoso proyecto, primero de estas características que se desarrolla en Viesgo, y uno de los primeros de almacenamiento a nivel nacional, está previsto implementar esta solución en otras localidades de nuestra zona de distribución, que se extiende por Cantabria, Asturias, Lugo y norte de Castilla y León.