Centro de control en el PCTCAN de Santander

Viesgo tiene en el Parque Tecnológico de Cantabria una de sus sedes más importantes y sumará otra con la construcción de un nuevo edificio que servirá como centro de control y operación de nuestra red eléctrica. El proyecto está incluido dentro del Plan Industrial de Viesgo 2017-21 y en el Plan de Inversiones de Distribución aprobado por el Gobierno de Cantabria. El nuevo edificio del parque tecnológico de Santander supone una inversión de 4,4 millones de euros y los trabajos se encuentran en su fase definitiva. Se ha construido sobre una superficie útil de 3.075 metros cuadrados y una parcela de 1.850 metros cuadrados y está previsto que en él trabajen 125 empleados, aunque tiene cabida para un máximo de 160.

El inmueble cuenta con tres plantas donde se albergará el nuevo centro de control de Viesgo, las instalaciones de seguridad de hardware y los trabajos de mantenimiento de redes de Cantabria. También se ha construido un taller, salas de trabajo, vestuarios, salas de reuniones, zona de secado de ropa para los trabajadores de campo, almacén, gimnasio y un garaje cubierto con 44 plazas.
La estética exterior es similar a la de la sede actual de Viesgo en el PCTCAN, con un diseño a base de formas cúbicas, protección solar mediante lamas y con la utilización de acero corten como material principal.

Un edificio innovador y sostenible en el Parque Tecnológico de Santander

En el diseño de este sofisticado complejo se han tenido en cuenta aspectos claves tales como la innovación, la sostenibilidad, la seguridad en la operación, o la eficiencia, que contribuirán a mejorar la calidad de suministro, ya que el edificio cuenta con sistemas de última generación para la operación de la red. Además, se prevé que, gracias a las características del centro, se pueda realizar una programación más eficaz y coordinada de los trabajos que permita reducir el tiempo de respuesta ante incidencias en la red de distribución. Este es uno de los primeros edificios de Cantabria en utilizar la innovadora metodología BIM (Building Information Modelling) para la creación y gestión digital de proyectos de edificación y obra civil. BIM permite centralizar toda la información del proyecto en un único modelo digital durante su ciclo de vida útil. Este modelo, que utiliza un software dinámico en tres dimensiones, trata cada elemento (estructuras, instalaciones de climatización, etc) como unidades de diseño con sus propias características técnicas.

La principal ventaja de este sistema es que su utilidad no finaliza en la fase de construcción de las infraestructuras, sino que es clave posteriormente, durante su exploración. Esta tecnología está en línea con la continua apuesta de Viesgo por las tecnologías más punteras, dirigidas hacia la mejora de proceso y el aumento de la seguridad. De hecho, el centro de control es la única infraestructura crítica de Viesgo reconocida por el Centro Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas, por lo que cumplirá con estrictas medidas de seguridad y sustituirá al actual, ubicado en Candina.

Además, el edificio contará con cargadores de vehículos eléctricos suficientes como para dar servicio, no solo a la actual flota de Viesgo Distribución, sino para dar respuesta a la demanda y electrificación futura de la totalidad de la flota de vehículos de la compañía. Las instalaciones cuentan con espacio de trabajos abiertos, siguiendo el modelo del resto de edificios de oficinas de Viesgo, sumamente funcionales, dinámicos y que se adecúan a los más altos estándares en materia de confort, salubridad y seguridad. En cuanto a sostenibilidad y eficiencia, el edificio persigue optimizar los recursos empleando las últimas tendencias en aislamiento y ahorro energético, iluminación y ventilación eficientes ya que no será necesario recurrir a la luz o climatización artificiales. El edificio ha obtenido la calificación energética de edificación clase A, demostrando así el compromiso y responsabilidad de Viesgo con la eficiencia y el cuidado medioambiental.