Gestión de demanda

La implantación de sistemas de medida inteligente es imprescindible para alcanzar los objetivos de eficiencia energética y energías renovables, que requieren de una gestión activa de la demanda.

  • Difusión de información y reacción del usuario:

    El mayor conocimiento del consumo y la posibilidad de obtener de su empresa comercializadora señales de precios, le permitirá como consumidor modificar su conducta energética y conllevará importantes ahorros de energía.

  • Demanda activa ante nuevas tarifas variables:

    El uso de contadores inteligentes permitirá la existencia de un amplio abanico de tarifas, adaptadas a las necesidades reales de los usuarios. Ante este nuevo escenario tarifario dinámico y variable, se pueden modificar los parámetros de consumo para obtener todas las ventajas que de él se derivan.

  • Control directo del consumo:

    En un futuro, y a través de servicios de control directo de cargas, se realizarán actuaciones automáticas sobre las instalaciones particulares, permitiendo la reducción de costes de suministro, el aumento en la integración de las energías renovables y la mejora en la eficiencia energética, a la vez que se proporcionará al consumidor un entorno de gestión personalizado.