Los retos de las ciudades sostenibles

La importancia creciente de los núcleos urbanos es tal, que se prevé que, en apenas 30 años, el 70% de la población mundial viva en ciudades. Es decir, unos 6.300 millones de personas repartidos por las distintas urbes del planeta. Ahí es nada.

Actualmente la población que reside en ciudades supera el 54% y, como hemos visto, la tendencia es claramente ascendente. Asumir este crecimiento y hacerlo viable, solo puede afrontarse teniendo como premisa el desarrollo sostenible y la promoción de sociedades cada vez más innovadoras, responsables y comprometidas.

La sostenibilidad, un pilar sobre el que construir

“Sin ciudades sostenibles, la sostenibilidad, sencillamente, no será posible”, esta frase, pronunciada por el director de la Fundación Ecología y Desarrollo, Víctor Viñuales, manifiesta la necesidad de desarrollar un modelo sostenible para las ciudades. Un proceso que debe asentarse sobre pilares por los que apostamos desde Viesgo, como es la electrificación de la economía para favorecer la reducción de gases de efecto invernadero, o la triple fórmula de las 3R’s: reducir, reutilizar y reciclar. En definitiva, acciones encaminadas a encontrar un equilibrio justo entre el desarrollo y el bienestar social. Y es que, en materia de energía, las ciudades consumen entre el 60 y el 80% de la energía, además de emitir el 75% de emisiones contaminantes.

Aumento de la población

El crecimiento de la población mundial es una de las principales causas de esta descompensación entre desarrollo y bienestar. El planeta debe asumir, tanto una demanda cada vez mayor de recursos, como una generación cada vez mayor de residuos. El ritmo al que sometemos al planeta en materia de extracción y uso de recursos es tan acelerado, que no le damos tiempo a que se regenere, con el consiguiente impacto que ello tiene sobre la población, el medioambiente y el clima.

Los ODS como objetivos comunes  

Ante esta situación crítica, la ONU aterrizó los 17 objetivos que integran los denominados Objetivos de Desarrollo Sostenible. 17 propuestas ambiciosas para luchar contra los grandes problemas del mundo como son, entre otros, la pobreza, al cambio climático, las desigualdades o el medioambiente. De hecho, el ODS número 11 lleva por título “Ciudades y comunidades sostenibles” y su objetivo no es otro que conseguir ciudades y asentamientos urbanos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. Todos los actores implicados, ya sean gobiernos, instituciones o empresas, han asumido como propios estos objetivos, y Viesgo, como compañía sostenible, se ha comprometido de forma directa con 5 ODS, y de forma indirecta con los 12 restantes, con la finalidad de contribuir con el desarrollo sostenible.

Implicación ciudadana

Sin embargo, es el ciudadano el que tiene la “última palabra” para sentar las bases y apostar por convertir su ciudad en sostenible haciendo un buen uso de los diferentes recursos sin generar residuos innecesarios, apostando por la movilidad eléctrica y consumiendo energía de forma responsable. ¿Asumes el reto?