La Consejería de Industria apoya el proyecto de Barrios Solares presentado por EDP

El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, apoyará el proyecto de Barrios Solares que le han presentado el consejero comercial de EDP, Miguel Fonseca, y el director de Ventas B2B de EDP España, Javier Flórez. Se trata de una iniciativa de autoconsumo fotovoltaico que consiste en la instalación de placas solares en los edificios públicos, de la que se encargaría EDP, cuya energía generada sería aprovechada por particulares sin necesidad de ningún tipo de instalación, aunque es necesario que estén agrupados en comunidades de 200 viviendas o locales, en un radio de 500 metros.

Los beneficiarios, que de media conseguirían un ahorro del 30 por ciento en sus consumos de electricidad, tendrían que inscribirse en el Barrio Solar, beneficiándose así del autoconsumo sin necesidad de realizar ninguna obra o instalación en su vivienda ni cambiar de compañía eléctrica. Tan sólo tendrían que abonar una pequeña cuota mensual, que da derecho a la generación eléctrica de una parte de la instalación y permite que este consumo sea descontado en su factura de electricidad. Además, gracias a la Fundación EDP, el 10 por ciento de la energía generada se destinaría a ayudar a familias vulnerables del barrio, que accederían a ella de forma gratuita al estar exentas del pago de la mensualidad.

Según los representantes de EDP, este proyecto facilita a los vecinos del barrio solar el acceso «a una energía más eficiente, renovable, de proximidad y solidaria, fomentando además la inclusión y la cultura de cuidado del medio ambiente». Colaboración público-privada Según señaló el consejero de Industria, «el concepto de Barrio Solar de EDP es un estupendo ejemplo de colaboración público-privada que podría mejorar la vida de las familias y comerciantes, pues les permitirá ahorrar y ayudar a sus vecinos con menos recursos. Además, resulta positivo para el medio ambiente porque reducirá las emisiones de CO2». Marcano ha felicitado el proyecto de EDP que está trabajando actualmente en Zaragoza en la puesta en marcha del primer barrio solar de España, y se ha mostrado optimista con la implantación de la iniciativa en Cantabria, ya que además de la eficiencia energética, «el proyecto tiene una importante dimensión social y medioambiental, ya que incluye una auditoría energética de las viviendas de las familias más vulnerables, talleres sobre eficiencia energética, facturación energética y autoconsumo e implementación de medidas de ahorro energético en los hogares».

Fonseca y Flórez han informado a Marcano de que la colaboración de la Fundación EDP permitirá, además, la tramitación de certificados energéticos, inspecciones técnicas o la sustitución de equipamientos básicos como LED, radiadores, calderas, etc. De este modo, el proyecto contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas, favoreciendo el acceso a una energía asequible y no contaminante como establece el ODS7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que la ONU ha fijado dentro de su Agenda 2030.

Además de los planes de apoyo y desarrollo de las energías renovables de la Consejería de Industria, esta iniciativa se enmarca en los ejes de acción ESG (Ambiental, Social y de Gobierno Corporativo) que marcan el Plan Estratégico de EDP para el periodo 2021-2025, recientemente aprobado. Este plan prevé inversiones por valor de 24.000 millones de euros. Las inversiones se centrarán en tres ejes principales de acción: crecimiento en energías renovables, flexibilidad e inteligencia de las redes de distribución eléctrica y apuesta por diseñar y ofrecer las soluciones más innovadoras a sus clientes. Este ambicioso plan contribuye al objetivo de EDP de ser cien por cien verde en 2030.