Educación, juventud y desarrollo para un mundo más sostenible

Cuando hablamos de desarrollo de las comunidades, lo primero que se nos viene a cabeza es desarrollo económico. Y aunque este pensamiento es totalmente razonable, el desarrollo incluye y se ve influido por otros muchos aspectos y factores fundamentales como son la sostenibilidad (en su más amplio sentido), la innovación, la inclusión o la cultura. 

Estas dos últimas, responden al compromiso social que, en general, las sociedades tienen que adoptar para poder crecer y desarrollarse de una manera eficiente y sostenible. Teniendo siempre presente nuestro valor de la Responsabilidad, en Viesgo el compromiso social es una prioridad en nuestra estrategia empresarial que se sustenta en torno a tres pilares: cultura y educación, salud y deporte y medioambiente.

Inclusión, diversidad y educación como pilares sólidos

La inclusión de todos los grupos sociales en el desarrollo sostenible es sinónimo de éxito. Uno de los grupos que va a jugar un papel fundamental en el futuro cercano son los jóvenes. En este contexto, en 1999 la Asamblea General de las Naciones unidas designó el 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud. Esta celebración anual busca promover el papel de los jóvenes como socios esenciales en los procesos de cambio y generar un espacio de conciencia sobre los desafíos y problemas a los que estos se enfrentan.

Los niños y los jóvenes son el futuro de la humanidad y buena parte del cambio hacia ese mundo más sostenible está en sus manos. A pesar de ello, garantizar que todos los jóvenes tengan derecho a una educación de calidad sigue siendo un reto:

  • 57 millones de niños siguen sin poder asistir a la escuela al no estar escolarizados en la educación primaria.
  • El 50% de esos niños que no pueden asistir a la educación primaria viven en zonas de conflicto.
  • 617 millones de jóvenes en el mundo carecen de los conocimientos básicos en aritmética y de un nivel mínimo de alfabetización.

La cultura, motor del desarrollo

Al igual que la educación, la cultura es vital para el crecimiento económico y social de las regiones. En Viesgo, promovemos la educación y formación de los jóvenes a través de iniciativas como “Decide hoy, imagina la empresa del mañana” cuyo objetivo es formar a estos jóvenes y futuros líderes tomando en consideración la ética empresarial y los valores, o a través de la Escuela de Música Reina Sofía, perteneciente a la Fundación Albéniz, que forma a jóvenes talentos y promociona la música clásica.

¡Únete y sé parte de esa Energía para el mundo que queremos como reza nuestro propósito!