La importancia de la energía para un mundo sostenible

Día Mundial Energía

El 14 de febrero no solo se celebra San Valentín, también es El Día Mundial de la Energía. Desde 1949, esta jornada tiene como objetivo concienciar sobre la sostenibilidad de nuestro planeta y la importancia de la energía, además de promover un uso racional y eficiente de ella.

En Viesgo, creamos y distribuimos la energía para el mundo que queremos. Y esta es una energía sostenible, limpia y eficiente. Por ello, y con nuestro valor de la Responsabilidad siempre presente, estamos alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU.

El objetivo de desarrollo sostenible número 7: Energía asequible y no contaminante, es prioritario para el desarrollo de nuestra actividad. En Viesgo, focalizamos todos nuestros esfuerzos en la distribución sostenible de la energía, donde adquiere una especial relevancia nuestros trabajos para la innovación y modernización de nuestras redes.

¿Cuáles son las metas globales del ODS 7?

A nivel global, estos son los objetivos que se pretenden alcanzar hasta el 2030:

  • Garantizar el acceso universal a servicios energéticos asequibles, fiables y modernos.
  • Aumentar, en gran medida, la proporción de energía renovable en el conjunto de fuentes energéticas.
  • Duplicar la tasa mundial de mejora de la eficiencia energética.
  • Impulsar la cooperación internacional para facilitar el acceso a la investigación y la tecnología relativas a la energía limpia, además de promover la inversión en las infraestructuras energéticas sostenibles.
  • Mejorar la tecnología para prestar servicios energéticos modernos y sostenibles, prestando especial atención a los países en desarrollo.

¿Cómo podemos contribuir a la sostenibilidad del planeta?

Estos objetivos comunes no se pueden alcanzar si la sociedad no toma conciencia de ello. A título personal, hay muchas acciones que podemos realizar en nuestro día a día para contribuir a que el mundo sea más sostenible y respetuoso con el medioambiente. Estas son algunas acciones que podemos llevar a cabo:

  • Reducir el consumo de energía de iluminación usando bombillas de bajo consumo.
  • Incorporar electrodomésticos eficientes y evitar dejarlos en standby.
  • Optar por alternativas de transporte sostenibles, como la bicicleta o vehículos eléctricos.
  • Hacer un uso responsable de la climatización, tanto con el aire condicionado como con la calefacción.

En nuestras manos está de hacer de un mundo un lugar mejor. ¡Demostremos nuestro amor por el planeta en el Día Mundial de la Energía!