Antoñanzas, en la clausura del curso de la UIMP: “La energía es la puerta de entrada al desarrollo, no puede haber una sociedad del bienestar sin energía”

17 julio, 2018

Viesgo y la UIMP han reunido a diferentes expertos que abordaron el futuro del sector energético en Europa y su digitalización

Con este seminario, Viesgo reafirma su compromiso con la difusión del conocimiento sobre la eficiencia energética, la innovación y la responsabilidad

El presidente de Viesgo, Miguel Antoñanzas, ha clausurado este martes el seminario La energía del futuro en la nueva era digital, junto al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la alcaldesa de Santander, Gema Igual; y el rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Emilio Lora-Tamayo. Las jornadas, patrocinadas por Viesgo, se han celebrado el 16 y 17 de julio en Santander, en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

En el acto de clausura, Antoñanzas ha mostrado su satisfacción por la positiva acogida del curso y el debate generado en torno a este seminario y ha agradecido su participación a las diferentes entidades, empresas, ponentes y a la UIMP por su contribución sustancial al tradicional curso sobre el sector energético.

Para el presidente de Viesgo, “la ‘transición energética justa’ ha sido la tónica dominante de este debate y, según señaló, “es necesario destacar un aspecto importante que nos ha recordado la mesa sobre talento: debemos superar las expectativas frente a lo que hayamos prometido con anterioridad. Es un recordatorio a la responsabilidad y al buen hacer de las empresas”.

En este contexto, Miguel Antoñanzas ha destacado la importancia de la energía en la actualidad. “La energía es la puerta de entrada al desarrollo, no puede haber una sociedad del bienestar sin energía. Además, la energía está directamente relacionada con la competitividad y el empleo de los países, por lo que es un sector verdaderamente estratégico. Por último, su implicación en el medioambiente es crucial y, en este sentido es necesario potenciar las energías limpias, apostando por la eficiencia”, ha precisado Antoñanzas.

Por su parte, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha apuntado que “Viesgo siempre está a la vanguardia de la innovación y, como empresa cántabra, contribuye con la organización de eventos de este tipo de gran relevancia en nuestra comunidad. En este curso, se han tratado temas muy importantes y los políticos tomaremos buena nota de las conclusiones».

Por otro lado, la alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha agradecido a Viesgo la celebración de este seminario, a través del cual “somos foco del avance de nuestra ciudad”, ha señalado Igual. Asimismo, la alcaldesa de Santander ha indicado que “si las empresas tienen que cambiar de mentalidad, los ciudadanos también tienen que mostrar un mayor compromiso con el medioambiente. En este sentido, las instituciones debemos ser capaces de prestar servicios más eficientes y ser corresponsables con ellos”.

Por último, el rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Emilio Lora-Tamayo, ha indicado que “los desafíos de nuestra época necesitan la implicación del I+D+i y una contribución de las distintas áreas de conocimiento, además de un enfoque multidisciplinar”. Lora-Tamayo se ha mostrado satisfecho con el desarrollo del seminario y ha emplazado a los organizadores y ponentes a continuar con el encuentro en 2019.

En esta nueva edición del curso, los diferentes ponentes que han participado en este seminario han coincidido en la necesidad de alcanzar un consenso entre los distintos actores del sector para lograr una transición energética justa, donde no se deje a nadie ni a ninguna zona en el camino. En este contexto, las redes eléctricas son un elemento fundamental para la electrificación de la economía y, del mismo modo, la digitalización y las nuevas tecnologías permitirán alcanzar una mayor eficiencia energética.

Con la organización de este curso, Viesgo reafirma su compromiso con la sociedad para profundizar en el conocimiento sobre la eficiencia energética, el desarrollo de tecnologías innovadoras y la responsabilidad con las zonas y personas más vulnerables.