Tres de los centros de Cáritas Diocesana de Córdoba serán los primeros de España en beneficiarse del convenio con la energética y su Fundación para realizar instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo

EDP y Cáritas empiezan a dar pasos dentro de su acuerdo para poner en marcha instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo en las sedes de la organización voluntaria en España. Las tres primeras se realizarán en centros de la entidad eclesial de Córdoba, lo que se traducirá en un ahorro anual equivalente al consumo de 25 hogares, al mismo tiempo que evitarán la emisión a la atmósfera de 40 toneladas de CO2.

Los tres centros Cáritas Diocesana de Córdoba que contarán próximamente con una instalación solar son las situadas en la Avenida Miguel de Unamuno (Casa de Acogida “Madre del Redentor”), el polígono industrial Las Quemadas (Servicio de Empleo) y la residencia de mayores de Acera del Río (Residencia Hogar “San Pablo”).

A la firma del acuerdo para poner en marcha estas instalaciones solares han asistido el director de Cáritas Córdoba, Salvador Ruiz Pino; el director de Ventas de EDP España, Gustavo Álvarez Granda; y la responsable de la Fundación EDP, Jorgelina Expósito Blanco.

La mayor instalación se realizará en la sede de la Avenida Miguel de Unamuno. Tendrá una potencia instalada de 21,6 kilovatios pico, que permitirán generar para el autoconsumo de la sede el equivalente a la energía que consumen anualmente 11 hogares. Además, al ser energía 100% renovable, evitarán la emisión de 17 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año, un impacto positivo en la calidad del aire similar al que tendrían más de 1.000 nuevos árboles.

En la Residencia de Acera del Río, EDP pondrá en marcha una instalación fotovoltaica de 16,2 kilovatios pico, que generará un ahorro equivalente al consumo medio anual de 8 hogares y evitará la emisión de casi 13 toneladas de CO2.

La instalación del centro de Las Quemadas, de 12,6 kilovatios pico, generará un ahorro equivalente al consumo de 6 hogares, mientras que en el terreno ambiental evitará la emisión de 10 toneladas de CO2 cada año.

El convenio suscrito entre las tres entidades se extiende a toda España, donde Cáritas suma 1.700 centros con potencial y espacio para realizar este tipo de instalaciones, con las que reforzará su apuesta por el ahorro energético y la sostenibilidad.

Todas las sedes de Cáritas con este potencial solar pueden beneficiarse de este acuerdo, que se desarrolla mediante contratos de servicios energéticos. EDP realiza el 100% de la inversión y se encarga de la puesta en marcha, legalización y mantenimiento de la instalación, mientras que cada centro abona una cuota mensual durante la vigencia del contrato. Posteriormente, cada sede continuará disfrutando del ahorro y ventajas del autoconsumo durante la vida útil de la instalación, estimada en 25 años.

La Fundación EDP promueve esta colaboración dentro de su programa Energía Solidaria, aportando 40.000 euros anuales que se destinarán a cubrir parte de las cuotas de los centros de Cáritas que apuesten por el autoconsumo.

Si las 1.700 sedes de Cáritas realizan la instalación, sumarán una potencia instalada de 29.000 kilovatios pico, lo que se traduce en un ahorro anual equivalente al consumo eléctrico medio de 12.000 hogares. Además, se evita la emisión de 13.000 toneladas de CO2 cada año, un impacto ambiental positivo similar al que tendrían casi un millón de nuevos árboles.

Además, Cáritas organizará anualmente, para los empleados de sus sedes, cursos de formación en materia de eficiencia energética que serán impartidos por empleados voluntarios de EDP.

Este acuerdo refuerza el compromiso de las tres entidades con la Agenda 2030 de la ONU y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), al mismo tiempo que refleja el potencial del autoconsumo solar para potenciar el ahorro energético y la sostenibilidad.

Esta iniciativa se enmarca en los ejes de acción ESG (Ambiental, Social y de Gobierno Corporativo) que marcan el Plan Estratégico de EDP para el periodo 2021-2025, recientemente aprobado. Este plan prevé inversiones por valor de 24.000 millones de euros. Las inversiones se centrarán en tres ejes principales de acción: crecimiento en energías renovables, flexibilidad e inteligencia de las redes de distribución eléctrica y apuesta por diseñar y ofrecer las soluciones más innovadoras a sus clientes. Este ambicioso plan contribuye al objetivo de EDP de ser 100% verde en 2030.